Dialectos de Español Latinoamericano y Traducciones de Español

En Latinoamérica el idioma español tiene variantes o dialectos en las diferentes regiones donde es hablado a raíz de la enormidad del territorio, como también de las diferencias históricas. Es posible observar en las diferentes regiones geográficas el desarrollo de las variantes del español latinoamericano: español amazónico, boliviano, caribeño, centroamericano, andino, chileno, colombiano, ecuatoriano, mexicano, mexicano del norte, paraguayo, peruano, puertorriqueño y argentino.

Trusted Translations, Inc. lo ayudará a determinar cuál es la mejor opción de español, según la naturaleza de su proyecto, el objetivo de su compañía, su presupuesto, sus necesidades de comunicación y el público al que se dirige.

Diferentes Dialectos del Español Latinoamericano

El español latinoamericano abarca una diversa gama de dialectos del español hablado y utilizado en América Latina. El español de Latinoamérica varía según la región donde se habla. Estas diferencias se denominan variantes regionales o dialectos. En América Latina, esta tendencia a tener diferentes dialectos está dada prácticamente por el mero tamaño del territorio.

Según el área geográfica, se puede observar el desarrollo de las diversas variantes del español latinoamericano:

Español Amazónico

En la zona amazónica, los idiomas locales de la región han ejercido cierta influencia en el idioma español.

Español Boliviano

En Bolivia, existe una gran variedad de expresiones idiomáticas y regionalismos que se utilizan en el español hablado. Estas variaciones son más pronunciadas en el departamento de Santa Cruz de la Sierra.

Español Caribeño

El español caribeño tiene frases idiomáticas distintas, influenciadas por aquellos que hablan español andaluz y canario.

Las regiones donde se habla el español caribeño son Cuba, República Dominicana, Puerto Rico, las zonas costeras de Venezuela, norte de Colombia y Panamá.

El español que se habla en algunas de las ciudades más importantes de los Estados Unidos, incluidas Miami y Nueva York, se asemeja al español caribeño.

Español Centroamericano

Este tipo de español se oye por lo general en América Central, Anáhuac y el Caribe. Éste es el tipo de español utilizado en repúblicas centroamericanas como Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y el estado de Chiapas al sur de México.

Las siguientes palabras son utilizadas en español centroamericano: bohío, sabana, yuca, guacamayo y enaguas.

Español Andino

En los Andes, desde Ecuador hasta el trópico de Capricornio, hay vestigios e influencias de los idiomas indígenas Quechua y Aymara. Las siguientes palabras todavía se usan en estas lenguas: alpaca, guano y vicuña.

Español Chileno

En Chile se habla una variante del español con algunas diferencias significativas respecto de los dialectos latinoamericanos, especialmente en la pronunciación, la sintaxis y el vocabulario. Existe una gran variedad de tonos según el contexto y para la conjugación de la segunda persona del singular (tú).

Español Colombiano-Ecuatoriano

El español ecuatoriano colombiano, que incluye partes de la costa norte de Perú, es una combinación de los dialectos peruano y caribeño. Las principales ciudades que tuvieron influencia lingüística en esta región son Guayaquil, Bogotá y Quito.

Español Mexicano

El dialecto de español hablado en México tiene influencia indígena Nahuatl. Las diferencias en el vocabulario del español mexicano son muy evidentes; sin embargo, es más difícil notar las diferencias en el aspecto gramatical.

El español utilizado en el norte de México (Chihuahua, Sonora, Nuevo León, Sinaloa y Coahuila) difiere de los de otras regiones de México, principalmente en cuanto a la entonación de las palabras (acento norteño). Preserva las mismas diferencias que tiene el dialecto mexicano con respecto al español peninsular (el uso universal del pronombre personal ustedes, para situaciones formales e informales, el seseo y el yeísmo).

Español Paraguayo

El español que se habla en Paraguay tiene una gran influencia del Guaraní, el otro idioma que se habla en Paraguay y en las provincias argentinas de Misiones, Corrientes, Formosa y Chaco. Paraguay es el único país latinoamericano donde la mayoría de los habitantes es bilingüe. El español paraguayo no difiere demasiado en su forma escrita del resto de los dialectos de español hablado en el cono sur.

Español Peruano

El español hablado en Perú recibe la influencia de sus habitantes costeros y los residentes de Lima. Lima ejerció una gran influencia sobre el español hablado en la región debido a la presencia de la Universidad de San Marcos, donde se podían encontrar muchos lingüistas eruditos y residentes cultos. Entre 1535 y 1739, Lima fue la capital del Imperio Español en América del Sur y fue desde allí que se diseminó la cultura española. La lengua que se hablaba allí se convirtió en la más pura porque era el hogar de la famosa Universidad de San Marcos de Lima. Además, fue la ciudad que tenía la mayor cantidad de títulos de nobleza de Castilla fuera de España.

El segundo dialecto más importante del español de la costa de Perú es aquel que apareció después de la penetración de los hábitos lingüísticos de las zonas montañosas y rurales hacia las ciudades costeras y Lima.

Español Puertorriqueño

Puerto Rico ha desarrollado un dialecto de español diferente, el cual es reconocido por la mayoría de los hispanoparlantes. A raíz de la inmigración de puertorriqueños al área metropolitana de Nueva York, el español que predomina en Nueva York y el norte de Nueva Jersey es puertorriqueño.

Se distingue por la aspiración de la /s/ final o entre consonantes al final de las sílabas (transforma /adiós/ a /adioh/ u /horas/ a /horah/), por la elisión de los sufijos -ado, -edo e -ido y sus correspondientes formas femeninas (los convierte en -ao, -eo e -ío) y la pérdida de la oposición fonológica entre /r/ y /l/, lo cual deriva en alófonos y permite las formas /señol/ por /señor/ o /Puelto Rico/ por /Puerto Rico/.

Español Argentino

Varios expertos consideran que el español argentino tiene la mayor cantidad de variaciones del resto de los dialectos de español hablados en la región. Además de tener una pronunciación y un acento totalmente diferentes, los argentinos usan “vos” en lugar de “tú”, junto con una conjugación verbal distinta. Asimismo, la terminología local y la jerga son más marcadas en Argentina. Con gran influencia italiana, el acento de los argentinos nativos tiene un sonido similar al italiano en cuanto a la forma en la que se habla.

El español del Río de la Plata se vio enriquecido gracias a la influencia de los inmigrantes que se asentaron en la zona, como así también por las lenguas nativas. Entre los grupos de inmigrantes, se destaca la influencia de los franceses e italianos.

Hay diferencias de vocabulario y de morfología entre el español uruguayo y el argentino. Ambos incorporan voces del guaraní: tapir, ananá, caracú, urutaú, yacaré, tapioca, mandioca.

En Argentina, a la lengua popular se la denomina “lunfardo”. Originariamente, el lunfardo comenzó como un lenguaje de la cárcel, utilizado por los presos para evitar que los guardias los entendieran. Los inmigrantes europeos, principalmente los italianos, aportaron muchas de las expresiones.

En la actualidad, muchos términos del “lunfardo” se incorporaron a la lengua hablada en toda la Argentina, pero una gran cantidad de palabras del lunfardo de otras épocas cayeron en desuso.