La Historia del Español en España

La historia del idioma español en España comienza con la evolución lingüística del latín vulgar y da origen a los dialectos de España.

El origen del idioma español se puede rastrear en la familia de las lenguas indoeuropeas. Alrededor de 2000 años antes del nacimiento de Cristo, los celtibéricos hablaban un idioma celta antiguo.

Los habitantes de esta región, un área a la que luego los intelectuales se referirían como "Hispania", comenzaron a aprender latín de los romanos. La combinación del idioma celta y el latín evolucionó en lo que muchos denominan "latín vulgar". El latín vulgar era una forma del latín adaptada que usaba frases y palabras diferentes del latín tradicional.

Cuando los visigodos tomaron el poder sobre la región llamada Hispania, el latín siguió siendo el idioma predominante y oficial de la región. Esto continuó hasta que los moros, un grupo hablante de árabe, conquistaron la región. El árabe se convirtió en la lengua predominante, excepto por ciertas regiones dominadas por los cristianos. En esas áreas, el latín vulgar seguía siendo el idioma oficial. A medida que los grupos cristianos comenzaron a recuperar la España mora, el latín vulgar volvió a ser la lengua predominante en todas las regiones.

Dialecto Castellano

Si bien predominaba el latín vulgar, adoptó una forma diferente, integrando el árabe y formas de un dialecto cercano llamado mozárabe. Se estima que aproximadamente unas 3.000-4.000 palabras del español actual derivan del árabe.

Los dialectos castellanos del español comenzaron a tomar forma alrededor del siglo XIII con el rey Alfonso X de Castilla y León, al que se conocía como "el Sabio". Toledo se convirtió en el epicentro cultural para el Rey y sus intelectuales. En Toledo, estos intelectuales crearon obras en castellano y luego comenzaron a realizar una serie de traducciones al castellano de diversas obras pertenecientes a las ramas de las ciencias, las leyes, la literatura, la historia, etc. Estas traducciones se convirtieron en la base para la divulgación de información en una parte significativa de Europa occidental. El Rey pronto declaró al castellano lengua oficial para los documentos y decretos .

El predominio del dialecto castellano siguió creciendo a medida que los reinos católicos se apoderaron de la mayor parte de las regiones de España. Isabel y Fernando declararon al castellano dialecto oficial. Poco tiempo después, apareció el Arte de la Lengua Castellana, una obra que ayudó a dar forma a la lengua española y normalizarla.

El castellano entonces se convirtió en el idioma oficial para materiales educativos y documentos oficiales en toda España. Ciertas regiones mantuvieron diferentes dialectos: el más notable entre ellos es el andaluz, que se habla en Sevilla y sus alrededores.

La Historia del Español

La Historia del Español en Latinoamérica