Español de Venezuela

Esta variedad de español caribeño, con unas cuantas similitudes con el español de Puerto Rico, República Dominicana y el de Cuba, llegó al país de la hallaca (o hayaca, también aceptada por la Real Academia Española), con orígenes en lenguas africanas y aborígenes, de la mano de los conquistadores españoles (en gran parte de raíces andaluzas y canarias), pero también tiene influencias italianas y portuguesas, con algunos toques sutiles del francés.

Características por regiones

  • Caracas: aquí encontramos el español venezolano central, y por ende, el utilizado en los medios de comunicación del país.
  • Zulia: la única región del país donde se utiliza el voseo.
  • Andina: aquí se usa el tratamiento de “usted”, y no de “vos”.
  • Isla Margarita: en esta zona, el lenguaje se ve más unificado debido a que tiene gran afluencia turística. Es más informal que en Caracas.

Algunos ejemplos de la influencia lingüística

  • Del francés: “petit pois” = guisante
  • Del italiano: “école cua” (transcripción fonética) = acá está
  • De lenguas africanas: “chévere” = agradable
  • De lenguas aborígenes: “guayoyo” (tipo de café)

Características distintivas

  • En las regiones campesinas, las palabras se acortan. Así es que palabras como “madre” o “papá” se convierten en “mai” (o “mae”) y “pai”, respectivamente.
  • Al igual que los colombianos, los costarricenses y los cubanos, utilizan diminutivos; para formarlos les agregan el sufijo -ico/a a los sustantivos: “gatico”.
  • Abundan los anglicisimos: “happy hour”, “lifting”, “celebrity”, entre muchas otras, son muy populares.

Características generales

Los venezolanos tienen fama de ser sociables y extrovertidos, y expresan la amistad a partir de sustantivos relacionados con el vínculo familiar, y de expresiones coloquiales.

Algunas expresiones

  • “¿Qué pasó, papá?” La figura del padre es fundamental en la sociedad venezolana, y de ahí que existan tantas expresiones donde se hace mención a esta figura tan importante, aunque no se esté hablando con el padre propiamente dicho: “Venga, papito” (para los niños), “Vaya, papa” (sin tilde), “Cuídese, padre”. En este grupo, también podemos incluir “¿Qué hubo, compadre?”, con raíces en el vínculo generado a partir del bautismo, pero no porque necesariamente sea ese el lazo entre los hablantes (pueden ser simplemente amigos).
  • “¿Pendiente de una vuelta?” = ¿Quieres ir a dar una vuelta?
  • “No le pares” = no le prestes atención
  • "Dale pues, si va” = de acuerdo
  • “Toma Ubicatex” = ubícate (dicho como quien recomienda una medicación)
  • “Estar limpio” = no tener dinero

Algunas palabras

  • Vaina = problema, aunque en verdad, tiene muchos significados (“¿Cómo está la vaina?” = ¿Cómo anda todo?). Se utiliza, además, como interjección y/o muletilla (“¿Qué vaina es esa?” = ¿Qué es eso?)
  • Burda = muy, mucho (derivado de “burdo”, algo exagerado)
  • Háblame = Hola/ ¿En qué puedo ayudarte?
  • Épale = ¡Hola!
  • Pana = amigo
  • Rico = bueno
  • Ricarda = rico, usado para mujeres (atractivas)
  • Riquiquín = rico, usado para hombres (atractivos)
  • Yeyo = un problema de salud indeterminado
  • Chamo(a) = joven o adolescente
  • Cartelúo = muy bueno (proviene de la expresión “eso está cartel”)
  • Chévere= excelente, bien, agradable (venezolanismo por excelencia)

Si tenemos la suerte de pasar alguna vez por Venezuela, no hay que perderse la oportunidad de tener una rica conversación con algún pana que nos haga pasar un momento bien chévere…