Español panameño

Debido a la posición geográfica de Panamá, muchas influencias lingüísticas diversas se han combinado en diversos grados para lo que ahora se conoce como “español panameño”.

Aunque el idioma oficial y más utilizado en Panamá es el español, convive con otros 19 idiomas, como los indígenas bugle, ngäbere, embera, wounaan, kuna, naso tjerdi y bribri (recientemente reconocidos por el Gobierno panameño). También hay una gran presencia de criollo inglés e inglés.

Debido a la significativa presencia e influencia cultural de Estados Unidos, que se acentuó desde la construcción del Canal de Panamá en 1914 hasta finales de 1999, el español panameño ha absorbido una cantidad significativa de vocabulario en inglés.

Asimismo, durante el siglo XIX hubo una importante afluencia de inmigrantes del Caribe que dejaron su huella en el idioma.

Por su parte, lenguas como el francés y lenguas de distintas colonias como el hebreo, el árabe, el italiano y el hindi, no han tenido un impacto marcado.

No debemos olvidar la importante presencia africana en este país, comenzando por las primeras colonias que trajeron esclavos africanos que influirían en la lengua y cultura de Panamá.

Con esta mezcla de idiomas e influencias lingüísticas de orígenes muy diferentes, el español panameño tiene una serie de peculiaridades que lo distinguen. Las mostraremos a continuación.

Fonética

  • Ceceo
  • Pérdida de -d intervocálica
  • Debilitamiento de consonantes finales e intervocálicas
  • Cambio de –r por -l, -h por –j y –h por –g cuando le sigue –ue (hueco-> güeco)
  • Velarización de –n.
  • Cambio de –e por -i en pausa (menudear-> menudiar).
  • El sufijo -vé en imperativos (andavé).

Morfosintaxis

  • Uso de “tu” y, para la segunda persona del plural, “usted”
  • Es común poner al sujeto primero en oraciones interrogativas: “¿Cómo tú te vas?”.
  • Pronombres de sujeto antes de infinitivos: “después de tú decir algo”.
  • Tendencia a utilizar “de que”.

Léxico

Uso de palabras compartidas con el caribe colombiano y venezolano como “chiva” para describir un bus pequeño.

Aunque las lenguas indígenas no han influido mucho en la lengua panameña, algunos vestigios de estas lenguas se pueden encontrar en el léxico actual: chicha, chicheme, chilate, tamale, ullama y churu, entre otros.

Además, el idioma panameño siguió la evolución lógica de los idiomas de la rama española y, aunque asimiló nuevas palabras de otros idiomas, en la mayoría de los casos “adaptaba” estas nuevas palabras de acuerdo con las reglas gramaticales del español. En este sentido, el inglés, además de ser muy utilizado en el ámbito empresarial y turístico, tiene una clara influencia en el español que se habla en Panamá, transformándose las palabras del inglés en español. Como tal, un panameño no “aparca”, sino más bien “parquea”, que proviene del verbo inglés “to park”. Tampoco un panameño “va de compras”, sino a “chopear” (del inglés “to shop”). Y en lugar de “chopear” en un “centro comercial”, lo harían en un “mol” (del inglés estadounidense “mall”).

Entonces, si usted viaja a Panamá, tendrá que “tomárselo suave” (“take it easy”), como diría un panameño.